Saltar al contenido

Cómo salir de DICOM a través de 3 vías efectivas

salir de dicom

¿Te has demorado en pagar una deuda y desconoces si estas en la lista negra conocida como DICOM en Chile?. Si te estás preguntando esto, en este post queremos sacarte de dudas explicándote cómo salir de Dicom.

El estar en DICOM es un problema que afecta a decenas de miles de ciudadanos chilenos, ya que les afecta en su historial crediticio, principalmente cuando desean solicitar un préstamo.

Si has accedido a este artículo probablemente se deba a que deseas hallar la mejor solución para limpiar tu historial financiero. te mostramos a continuación 3 formas para salir de DICOM, de las cuáles dos de ellas son sin pagar dinero alguno.

¿Cómo puedo salir de DICOM?

A muchos ciudadanos chilenos le surge esta duda debido a que estar en DICOM les genera muchas desventajas.

Actualmente no es complicado salir de DICOM. A continuación, te vamos a despejar tus dudas mostrándote cada una de las alternativas que tienes para salir de DICOM.

Opción 1: Pagando la deuda para salir de DICOM

Esta primera opción para salir de DICOM, que quizás sea la más fácil y recomendada es saldando la deuda. Aunque está claro que esta alternativa no siempre es posible, especialmente para quienes no tienen solvencia económica.

Has de saber que a pesar de pagar la deuda, no te eliminan del sistema de DICOM de manera automática. deberás agotar una serie de procedimientos para poder salir definitivamente de DICOM.

Te recomendamos que hagas una consulta gratis y solicitar un certificado de deuda en Chile Atiende donde se haga constar que no tienes ninguna deuda pendiente con la entidad financiera.

Cuando tengas a mano el certificado deberás presentarlo en el boletín comercial para que puedan validar y agoten todos los trámites de lugar con objeto de eliminarte en sus registros.

El procedimiento para que te eliminen de la base de datos puede llegar a durar hasta dos semanas. Te recomendamos que en todo momento hagas seguimiento del proceso.

Puedes ingresar al portal virtual de Equifax o bien dirigirte a una sucursal para proceder el pago de tu deuda.

Deberas esperar a que el acreedor registre el pago, cancele la deuda en sus sistemas y posteriormente transmitir a Dicom que la deuda se ha cancelado.

Recomendamos obtener un certificado de deuda gratuito del acreedor, con objeto de disponer de un documento oficial que justifique la cancelación de la deuda, por si tuvieras que presentarlo posteriomente en una oficina de Dicom.

Opción 2: Renegociando la deuda para salir de DICOM

Lamentablemente la mayoría de ciudadanos chilenos no tienen la capacidad económica necesaria para cancelar la deuda pendiente, por lo que deben obtar por otras alternativas para salir de DICOM.

Esta segunda opción es la más usada cuando la persona está en una situación de emergencia y es necesario salir del boletín comercial con objeto de que pueda llevar a cabo otros trámites. Esta opción es la de renegociar la deuda.

Se trata de llegar a un nuevo acuerdo con la entidad o institución acreedora, determinando nuevos plazos de pago o cuotas de menor cuantía a las ya fijadas. A través de esta opción, la deuda quedará eliminada del sistema de DICOM, dando lugar a una nueva deuda, reemplazando un compromiso por otro más ventajoso.

Para lograr la eliminación efectiva del boletín comercial es necesario que obtengas un certificado expedido por la empresa que valida los nuevos condicionantes que establece la deuda, siendo eliminada la deuda anterior del sistema.

Este procedimiento es totalmente gratis y no te supondrá demasido tiempo para que hagas su tramitación.

Opción 3: Salir de DICOM mediante prescripción

La tercera opción es dejar que la deuda precriba. es decir, la deuda supera el plazo máximo de vencimiento y por tanto deja de existir.

Este tipo de procedimiento tendrá lugar a través de un tribunal competente. Si el tribunal emitiera su decisión de que no es posible demandar al deudor, al haber vencido el plazo de interposición de demanda, el deudor quedaría exonerado de tener que pagar la deuda.

Cada documento tiene una fecha distinta de vencimiento. Por lo que todo el proceso dependerá de la tipología sean las deudas.

A nivel general se establecen los siguientes plazos de vencimiento por tipo de deuda:

DeudaFecha de vencimiento
Deudas en generalCinco años.
Cheque protestadoTranscurrido un año desde el protesto.
PagaréDespués de cumplir un año desde la primera cuota no cancelada.
LetraCaducidad de un año después de su vencimiento.

En cualquier caso, será el Tribunal quién determine si una deuda ha vencido o no, siempre en cumplimiento de la Ley en el momento que se juzguen los términos referidos.

Proceso para Salir de DICOM

Si agotaste satisfactoriamente algunos de los tres pasos anteriores, entonces te debes asegurar que la empresa registre tus datos en el sistema de DICOM y te elimine del boletín comercial en un plazo no superior a siete días.

Si la empresa o entidad financiera no realiza los trámites de menra adecuada, deberás dirigirte a una sucursal de Chile Atiende o acceder a su web y solicitar un certificado de deudas, que constate que no tienes deudas pendientes.

Tras dicho informe dirigiete a una oficina de Equifax para que tu deuda está saldada y procedan a eliminar del sistema de DICOM. Dicho trámite llevará un cargo adicional.

Efectos sobre tu crédito al estar en el Sistema de DICOM

El sistema de DICOM está controlado por la empresa privada Equifax, que es responsable de recopilar datos y organizar los adeudos que tiene cualquier ciudadano chileno o entidad comercial con las distintas entidades bancarias o financieras.

El sistema de DICOM recopila distintos tipos de deudas como por ejemplo, préstamos, cheques o pagarés, que se ven reflejadas a través de un boletín comercial, que es el documento donde se puede ver las deudas que de cualquier ciudadano o entidad comercial.

En resumen, DICOM representa un gran problema para las personas que aparecen su base de datos, ya que determina que la persona o entidad comercial no cuenta con los recursos económicos necesarios para cancelar la totalidad de la deuda.